Antonio Molina

¡¡Hola!!! Me presento:

Soy Toni Molina.

Me dedico al mundo de la implantación de imagen corporativa, desarrollando todo tipo de productos relacionados con el sector.

Mi trayectoria comienza desde los años 80, pero trabajo de forma independiente desde el pasado año 2008.

Toda una vida profesional dedicada a este mundillo, donde se tocan cientos de temas absolutamente variables e insospechados, y en el cual uno ya no sabe explicar lo que hace, sino más bien preguntar...¿que necesitas?.

Afortunado y agradecido por siempre de haber tenido la suerte de participar en miles de experiencias que comienzan por ideas o proyectos de nueva creación, que tras desarrollarse finalmente se convierten en objetos que forman parte del entorno que nos rodea, decorando el escenario de este tiempo que nos ha tocado vivir.

Dedicatoria especial a mis 20 años vividos en la empresa Rótulos Roura, (actualmente Roura Cevasa), antigua escuela de maestros artesanos del oficio en la cual tuve la fortuna de participar de manera absolutamente activa en multitud de proyectos que forman parte del entorno de nuestro tiempo, y donde tuve la suerte de por vida de conocer a personas cuya capacidad profesionalidad únicamente fue superada por su inigualable calidad humana.

Enamorado y apasionado de este oficio, vivo un innato y constante ejercicio de superación en cuanto a I+D+I se refiere, absolutamente básico y necesario para el desarrollo de mi labor, sobre todo consciente de los tiempos que nos han tocado vivir, en los que prevalece permanentemente la búsqueda de soluciones industrialmente competitivas, sin perder de vista la originalidad correspondida sin menospreciar unos mínimos niveles de calidad apropiados.

Cuento con la confianza de creativos profesionales, algunos de ellos de reconocido prestigio, con quienes disfruto compartiendo los inevitables momentos que suceden tras el origen de las ideas, hasta poder convertir éstas en realidades con absoluta y rigurosa discreción.

Especializado en el desarrollo técnico y la ingeniería de cualquier tipo de producto relacionado con el sector, ofrezco mi experiencia desde el mismo inicio u origen del proyecto, pudiendo desarrollar incluso manuales de ingeniería corporativos si se pretenden, hasta la total puesta en marcha de los productos si se desea, es decir ofrezco sin problemas un total servicio "llave en mano", exceptuando la obra civil.

Para ello cuento con una amplia cobertura de industriales y colaboradores que me permiten ofrecer estos servicios de producción y logística, con total garantía y absoluta rigurosidad y responsabilidad. (Talleres metalúrgicos, carpinterías del metal y de la madera, manipulados plásticos, impresión digital, vinilos, pinturas, montajes, etc).

Un recuerdo y agradecimiento sincero muy especial para todos mis grandes compañeros y amigos de Roura que siempre lo fueron y lo serán, de los cuales me siento tan orgulloso...y un abrazo muy sincero para aquellos románticos del sector que aún sobreviven en activo a pesar de estos tiempos, en especial para Graciano Checa.

Ya a partir de todo lo dicho anteriormente...lo siguiente que toca es conocerme...

¿El porqué de mis croquis?

Desde muy niño el dibujo a mano alzada me encantaba, así como la idea de algún día llegar a ser arquitecto simplemente por aquello de seguir dibujando siempre.

Mis caminos me llevaron a ser Maestro Industrial de la Delineación por pura vocación, y lógicamente fuí desarrollando profundamente mi capacidad en cuanto al dibujo técnico se refiere en tiempos del lápiz de punta fina, el papel vegetal, la plumilla, la mesa con el tecnígrafo, los rotrings, etc. ¡¡Cómo disfruté en esos tiempos!!!.

Nunca hubiera imaginado que pudiera existir tanto arte en aquellos dibujos técnicos...

Más tarde, con los años llega la era informática, los estudios, etc, por lo que todo aquello pasó a mejor vida, pero nunca lo hizo la elaboración de un croquis a mano alzada, con el que siempre se acaba por captar mejor los temas.

Esto de hacer croquis para todo es algo que me surge de forma innata e instantáneamente siempre con el deseo tras unos cuantos trazos de entender o hacer entender mejor el desarrollo de las ideas hacia los demás o por parte de los demás, en vistas a imaginar una posible realidad, si es preciso como no, sobre servilletas bar.

Supongo que algo tendrá que ver con la nostalgia de aquellos años a los cuales no renunciaré jamás, ya que es una forma de vivir mi oficio y una necesidad ante todo.

De hecho, esto forma parte del reflejo de uno mismo; en realidad desde niño todo me resulta un permanente y constante croquis a mano alzada...

Y la vida sigue.

Contacto

amolina@amcroquis.com
93 637 54 21
608 54 90 91

Mensaje